Disponemos de comedores privados que se pueden reservar con antelación para grupos de gente. Estos comedores tienen salida propia al porche exterior y esto da la impresión de estar solos en el restaurante. Con una capacidad de 200 comensales y un parking para 150 vehículos, el restaurante está decorado de una manera clásica aunque con toques actuales. La mejor manera para pasar un día festivo en familia en un entorno tranquilo y relajado.

De la cocina catalana, lo que más servimos son platillos como los pies de cerdo a la catalana y los caracoles. Especialidad de carnes y pescados a la brasa, cocidos con leña de encina. El pescado es fresco, de nuestra costa, nos lo traen cada día. Respecto a las carnes, la mayoría son de casa: de la comarca y de Girona, pero también tenemos una especialidad de importación que cada vez nos lo piden más: el entrecot de angus de Nebraska. Viene de EEUU y es una pieza de carne sin hueso y muy fibrada, con la grasa que no se encuentra porque está infiltrado dentro de la carne. Este tipo de ganado se cría en libertad en pastos y por eso la carne es poco grasa. Los postres nos los hacemos nosotros: tarta de la abuela, tarta de queso, tarta de piña con helado ... También hacemos copas de helado y otros postres tradicionales.

También disponemos de una tienda de productos artesenals y de proximidad.

¡Conócenos!

Te esperamos en la Ctra. de Garriguella a Roses